Para las empresas de créditos rápidos es importante llegar a nuevos clientes que estén interesados en sus productos, pero al mismo tiempo esas nuevas personas que no son conocidas pueden no cumplir con los plazos marcados. En la práctica se ve que las empresas tienen diferentes políticas de acercamiento a los nuevos clientes, algunas dan bonificaciones tan importantes como ofrecer créditos sin intereses, mientras que otras se vuelven más severas en las condiciones: solicitando mayores intereses, limitando la cantidad de dinero que pueden pedir durante la primera solicitud, etc.

Condiciones para nuevos clientes en créditos rápidos

Condiciones muy malas. En comparación con un cliente habitual tienen desventajas importantes y ninguna ventaja que compense a los nuevos clientes o los aliente a tomar un préstamo. A veces la diferencia entre ambos, se debe a que los clientes si repiten varias veces se les va asignando algún tipo de ventaja. Algo así como lo que sucede con las compañías de seguros de coches que te bonifican según pasan los años, si eres un “buen” cliente.

Condiciones malas. Si eres un nuevo cliente tu contrato tu contrato será peor que el de una persona que haya usado anteriormente el servicio. Es posible que existan desventajas y ventajas, pero la balanza se

Condiciones equilibradas. En esta categoría hay dos tipos de créditos rápidos. Por un lado se incluyen aquellos productos crediticios en los que las condiciones de partida son iguales para una persona que opta por los servicios de la empresa por primera vez, que las de un cliente veterano. Por otro lado están aquellos que tienen ventajas diferentes para nuevos clientes y usuarios veteranos, pero en los que hay un equilibrio de condiciones.

Condiciones beneficiosas. En este tipo de préstamo personal los nuevos clientes tienen alguna oferta especial. Es posible que sea una ventaja no muy importante, o puede ser que se combine alguna desventaja (límite de dinero más bajo) con una promoción muy atractiva, como por ejemplo un crédito con 0% de intereses.

Condiciones muy ventajosas. Super ofertas para nuevos clientes, sin ninguna desventaja. Esto puede suceder en empresas que estén dándose a conocer y que quieren captar a toda costa la atención de aquellas personas que necesitan un crédito rápido.