Una diferencia importante entre los diferentes tipos de créditos rápidos es si para aceptar tu petición de dinero te exigen una nómina o no, ya que por ejemplo los pensionistas al no trabajar no podrían acceder a los más restrictivos. Sin embargos son varias las empresas que no tienen ningún problema en hacer micropréstamos a personas jubiladas, siempre teniendo en cuenta la cantidad de su pensión y el historial de morosidad que puedan encontrar sobre ellos. Si los pensionistas tienen una paga bastante generosa la cantidad concedida en el crédito podría ser mayor, pero lo más habitual es que les concedan hasta 200 ó 300 € a través de microcréditos.

En realidad este tipo minipréstamos para pensionista se aprovecha de que los jubilados una vez que superan los 65 años están en una edad en la que es más complicado que obtengan créditos de larga duración por parte del banco. También tiene en cuenta que las personas mayores en España tienen un nivel de estudios menor y que muchas veces se fían de la palabra de los demás, para mal suyo. Un ejemplo claro de cómo los jubilados son la diana de los productos financieros son las acciones preferentes de Bankia, en la que directamente se las daban a gente bastante edad. Pues con los créditos online pasa lo mismo y no es extraño que alguna empresa llame por teléfono a las casas preguntando a los abuelos si quieren dinero, como si lo regalasen.

Algunas de las empresas que conceden créditos rápidos a pensionistas son.

 Vivus. Microcréditos usureros con un logotipo de color verde muy bonito.

Sucredito. Concede minipréstamos que van desde 50 € hasta 500 €, sin límite de edad.

Cashper. Curisoamente concede 500 € y con los mismos intereses que los mi

Kredito24. Una empresa de microcréditos muy solvente y conocida, pero que es igual de usurera que las demás.