Pedir un crédito puede ser una solución a un problema puntual, pero muchas veces lo que hacen los préstamos personales es agravar una situación complicada. La dificultad reside en saber cuando debes de dejar de pedir dinero, y hay algunas señales que te avisan de que tu relación con el dinero no es sana. En el siguiente artículo he recogido 14 de estas señales, para que recapacites sobre ello.

Leer Más »